Etiquetas

, ,

“Las granjas peleteras son negocios que torturan a los animales”

Con esta afirmación Joan Josep Nuet, diputado de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), cita el catálogo nacional de especies invasoras en el que se solicitó que las granjas peleteras fueran catalogadas como espacio de riesgo biológico.

Atendiendo a este catálogo el diputado, que también es miembro de la asociación parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), ha acudido al Congreso para pedir un mayor control de la industria peletera y de las prácticas generadas para obtener piel de visón como el estudio del impacto ambiental que estas prácticas tienen, la salvaguarda de estos animales y de su entorno así como de su propio bienestar.

Ce Delft, una compañía de investigación holandesa especializada en desarrollar soluciones para proteger el hábitat y medio ambiente, ha presentado un informe que recoge el análisis del ciclo de producción de la piel de visón, indicando que producir un kilo de visón supone un impacto ecológico mucho mayor al que supondría el uso de otras alternativas viables como el poliéster o el algodón.

Las industrias peleteras han intentado durante años meter en nuestras cabezas la idea de que producir material de origen animal como la piel de visón, es mucho más ecológico que producir otros tejidos plásticos, a lo que Nuet se ha opuesto rotundamente basándose en el informe de Ce Delft y reflejando la crueldad que supone el proceso y la creación de la piel que proviene del visón.

El visón, ese “material de oro” con patas, es un animal originario de América, siendo Estados Unidos y Canadá en donde se concentra una mayor distribución natural del ser vivo.

Desde aquí queremos proponer a todos los amigos de los animales a que rechacen cualquier forma de tortura animal, especialmente con fines tan poco necesarios como vestir una prenda que resultaría de igual apariencia y si estuviese hecha con materiales plásticos destinados a tal fin.

Un bonito visón.