Un  artículo de información, para quienes no nos conozcan.

Buenos días, buenas tardes o buenas noches. Cualquiera de estas frases de bienvenida son empleadas a diario por los trabajadores de Vet Móvil. Quizá la imprtancia de cualquiera de estas tres “bienvenidas” no sea aparente a la vista, pero lo es más de lo que pensamos.

Hoy en día, hay servicios de todo tipo a nuestra disposición a cualquier hora del día: comida a domicilio, compra del mes online, pedidos electrónicos a la puerta de casa sin moverte del sillón y a un solo click… Lo que sea, cuando sea y en donde sea.

Pese a tener todo este tipo de facilidades para nosotros mismos, en ocasiones olvidamos ponerlas en prácticas con nuestros seres más cercanos y más fieles. Internet no es habitualmente la vía más rápida o más querida por el usuario, pues buscan a una persona que responda en el acto a sus problemas y que satisfaga de inmediato su necesidad de usuario.

Estos casos son los referidos a la salud de nuestros seres queridos. En medicina humana se han estado estudiando durante mucho tiempo las vías de comunicación de un paciente o familiar con un servicio médico (tanto de consulta normal como en urgencia), con la finalidad de disminuir las asistencias no urgentes a los hospitales y tranquilizar a los familiares. En estos casos es la vía telefónica la más utilizada.

Necesitamos la cercanía que supone conectar con una persona al otro lado del hilo telefónico, ¿quién no posee ahora un teléfono móvil en su bolsillo para realizar una llamada en cualquier momento? Tan siquiera es necesario que el enfermo se  comunique. Se han instalado teléfonos con botones especiales en tamaño y color que facilitan la comunicación con un servicio de urgencias ante una necesidad del paciente.

En medicina veterinaria, aún no hemos llegado a este tipo de servicios por la imposibilidad que tienen nuestros amigos de comunicarse o de utilizar este tipo de medios. No obstante, sí podemos contar con un servicio que intenta ayudar y colaborar con los familiares solucionando cualquier urgencia y necesidad que se nos presente en cualquier momento (del mismo modo que ocurre con un paciente humano).

Existen muchos servicios de urgencias asistenciales para las situaciones más graves. Pero existen otras situaciones que, no siendo de carácter tan urgente, siguen siendo importantes y peligrosas. Son las situaciones que se nos plantean cuando nos vamos de vacaciones o cuando no estamos durante la mayor parte del tiempo en nuestro domicilio. Y en estos casos, ¿qué hacemos cuando la mascota de la casa no nos puede acompañar en esos viajes demasiado largos para permanecer solos?

Cada vez nos exigen más a los veterinarios, una mejor calidad de nuestra asistencia en las consultas, pero también una mayor cantidad de servicios ofertados en cada centro.

Por ello, desde Vetersalud (Vet Móvil) se decidió dar respuesta a estas necesidades, estableciendo una serie de asistencias que mejoran la calidad de nuestras vidas y de nuestras mascotas, y atendiendo a las necesidades de nuestros clientes (a quien nos gusta llamar amigos).

Alguno de estos servicios (además de los propios de una veterinaria) son:

1. Tratamientos prolongados en sus domicilios (inyectables o vía oral), días o meses.

2. Alimentación en su propio domicilio (días o semanas).

3. Paseos (días o semanas).

4. Revisiones periódicas de enfermedades prolongadas (análisis de sangre).

Con una simple llamada a nuestro teléfono asistencial 24h, podemos ayudar a que sus vacaciones sean más tranquilas confiando en un servicio que vigile de la salud de sus mascotas.

Si bien, también puede contar con que la calidad asistencial de su clínica – hospital veterinario se acerque a su domicilio, ofreciéndole:

1. Tratamientos prolongados. Son los casos donde se requiere medicar vía intramuscular / subcutáneo a un paciente durante varios días o semanas. Tanto casos como tratamiento de leishmania o diabéticos, como casos más prolongados o casos de infecciones donde se deba medicar durante unos días.

2. Alimentación en su domicilio: nos vamos varios días de puente o fin de semana o incluso una quincena de nuestra casa, pero al elemento más importante no podemos trasladarlo con nosotros. Tampoco pueden ayudarnos en nuestra familia, pero sí nosotros. En este tipo de servicios presentamos a la persona que va a dar de comer a su mascota, quien debe conocerle con usted, sus costumbres, el tipo de comida, la cantidad que le da usted, dónde, cómo… No debemos modificar sus hábitos.

Quizá llegados a este punto, la pregunta que se haga ahora mismo sea cómo entrar en su domicilio. Algo tan sencillo como dejarle la llave a un vecino de confianza o a un familiar.

3. Paseamos a diario. Este tipo de servicios van complementando la alimentación en muchas ocasiones. Aquí también necesitamos conocerle, pasear con usted y realizar el mismo recorrido que hace con usted de forma habitual.

4. Puestos en contacto con usted, como familiar del paciente y con su veterinario que es quien prescribe, realizamos la toma de muestras que sean necesarias y trasladadas a su clínica – hospital de confianza, en donde les informará de los resultados.

Todas las asistencias, se realizan con personal altamente preparado (a.t.v.), tanto en conocimientos clínicos como en comportamiento, y en especial con el objetivo de mantener las mismas condiciones de bienestar que usted tiene.

En definitiva, se lo intentamos poner lo más fácil posible para que pueda mantener esa relación tan especial que tiene con su querida mascota, siempre desde una posición de comodidad para ambos.

Vetersalud

Anuncios