El calentamiento global manifiesta sus efectos cada día más fuerte.

El calentamiento global está causando estragos ya en el mundo marino. El aumento de las temperaturas ha provocado que los animales acuáticos vean reducido su tamaño, según los datos que reflejan recientes estudios de la Universidad Queen Mary de Londres junto a la Universidad de Liverpool.

Este fenómeno es más preocupante de lo que parece, ya que podría afectar al sistema de supervivencia marino y a los hábitos alimenticios de los mismos. Las especies de agua dulce son las más afectadas en este aspecto.

Andrew Hirst, uno de los artífices del estudio, afirma que “los animales acuáticos menguan diez veces más que los terrestres de especies del tamaño de insectos grandes o pequeños peces. Mientras, los animales en el agua disminuyen su tamaño un 5 por ciento por cada grado celsius de calentamiento, las especies de tamaño similar en la tierra se reducen, en promedio, sólo un 0,5 por ciento”

El calentamiento global hace que los organismos de tierra y agua necesiten más oxígeno, el cual se está reduciendo en el mundo submarino.

“Reducir el tamaño en el que maduran las criaturas es su manera de equilibrar esta falta de oxígeno”, explica un compañero de Hirst.

Puesto que los peces y otros organismos acuáticos suponen el 15% de proteínas que necesitan 3 millones de personas, este hallazgo hace más que imprescindible el plantearnos hasta dónde vamos a dejar que el calentamiento global, o sea, nuestros malos hábitos, ponga en peligro la existencia del planeta.

Anuncios