Creemos necesario hacer un pequeño manual de cómo actuar en caso de que tu animal se pierda. 

Durante todo el año y en especial en fechas como éstas, en las que abundan las festividades, corremos el riesgo de que nuestro animal, sobrepasado por los efectos de las fiestas con sus ruidos y su falta de rutina, se pierda huyendo de un tumulto excepcional (véanse los casos en los que se tiran cohetes y fuegos artificiales, o las familias con largas ausencias en el hogar).

Existen una serie de procedimientos cautelares que serían los más recomendados en este caso para comenzar la búsqueda de tu mascota:

1º. Llamar al RIAC en Madrid o al Registro de Identificación animal de su Comunidad (suele ser el Colegio de Veterinarios) y allí lo pondrán como desaparecido. Además es imprescindible cotejar los datos que allí constan por si ha habido cambio de teléfono o de domicilio del propietario. Esto sirve por si alguien lo encuentra y lo lleva a una clínica o Centro Municipal. Se lee el microchip con el lector y se consulta la base de datos del Registro.

2º. Denunciar en la Guardia Civil, esto es imprescindible también. Si el animal causa destrozos o un accidente o arremete a algún perro o persona es muy importante que la denuncia de desaparición ya esté efectuada.

3º. Llamar al Centro Municipal correspondiente y dar aviso y descripción (fecha de desaparición, descripción completa, si está esterilizado o no, si tiene microchip, la zona en la que se perdió… todo es importante).

4º. Ir a Policía local y preguntar si lo han podido llevar allí. Insistir que miren en los turnos anteriores.

5º. Llamar a los Centros Municipales y protectoras de los municipios colindantes. A veces con buena intención pero muy mala vista alguien lo encuentra y lo entrega en policía o en el Centro Municipal de donde esa persona vive, lo que dificulta la recuperación si no está convenientemente identificado. La mayoría de la gente da por sentado que todos los perros sueltos están abandonados, no perdidos.

Es obligatorio para perros y gatos mayores de 3 meses estar identificados. En el caso de los gatos es especialmente relevante aunque vivan en piso. Se escapan o caen de una ventana y pueden desorientarse, lo mismo ocurre aunque vivan en una casa con jardín y es prácticamente imposible devolverlos a sus dueños. Los cachorros de perro suelen escaparse habitualmente, son muy curiosos y también es muy fácil que se quiten el collar al sacarlos de paseo. Por su edad aún no saben volver a casa, se desorientan con facilidad.

La implantación del microchip no interfiere con vacunaciones ni enfermedades de ningún tipo.

Que estas navidades no falte ni uno en vuestras reuniones.

Navidad con los tuyos

Navidad con los tuyos

Anuncios