Etiquetas

, , ,

La “tragedia” de castrar a un animal es un mito con más pros que contras.

Hace unos días nuestra amiga Ana nos nos preguntaba si las consecuencias de castrar a un animal podrían ser tan terribles como las que siempre se comentan por  ahí.

Castrar a un animal tiene más efectos positivos que negativos, por ello vamos a enumerar aquí las diferentes ventajas que podemos encontrarnos para ello:

– En primer lugar está el hecho del no apareamiento. Si regulamos la reproducción animal, estaremos invirtiendo en un futuro en el que veremos menos animales abandonados y moribundos por nuestras calles.

– Una de los mayores inconvenientes quizá esté relacionado con el suministro de anestesia, pero estar en manos de un buen profesional eliminará ese riesgo de raíz.

– En el perro macho la castración impide problemas de próstata.

– También disminuye la agresividad y su peso sigue siendo el mismo. No olvidemos en este último punto, que al disminuir su agresividad disminuye también su actividad corporal, por lo que las raciones de alimento tienen que disminuir en consonancia (es por no equilibrar la dieta que algunos perros engordan, no por la castración en sí).

En definitiva, la castración tanto en perros como en gatos (quienes también evitan múltiples enfermedades), es siempre más beneficiosa que perjudicial.

Si queréis más información, ya sabéis dónde encontrarnos 🙂 606 300 6961

Anuncios