Etiquetas

,

La Unión Europea prohíbe la venta de cosméticos que hayan sido probados en animales. 

“Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para los animales”. Me vais a perdonar la analogía especialmente debido a la simpleza de la misma, pero no puedo sino emocionarme cuando noticias como ésta llegan hasta nosotros.

Para ser honesto, a estas alturas y con la experiencia de los años, no espero despertarme un día con un gran cambio que haga que la humanidad respete a los animales como debiéramos hacerlo todos o algo similar, por lo que “pequeñas” grandes noticias como ésta me dan esperanza. Y me la dan porque sé que “caminante no hay camino, se hace camino al andar”, y serán los pequeños pasos como éste los que nos hagan evolucionar hacia un mundo en el que siempre he querido vivir: un mundo en el que tratemos a TODOS los seres vivos por igual… ni más, ni menos.

Desde esta semana, la UE ha prohibido completamente la venta de productos de cosmética testados en animales (incluso los importados): champú, pasta de dientes, lociones corporales, pintalabios… De dentro o de fuera, ya no son bienvenidos en el marco europeo.

540871_416089968485570_1817788548_n

 

Un proceso que viene de atrás

La nueva ley no es tan “nueva”. Desde 2004 se vienen dando pasos para la prohibición de estas prácticas, estando prohibida en Europa la realización de este tipo de pruebas. No obstante, sí se permitían importar productos elaborados así desde fuera de Europa.

Las asociaciones protectoras de animales han luchado y lucharán porque este tipo de prácticas sean radicalmente borradas de los laboratorios de cosmética (más de 300.000 animales mueren cada año en los laboratorios). De momento hemos dado un pequeño gran paso prohibiéndolo en todo un continente.

Sigamos así, amigos, porque el desconocimiento de estas prácticas no significa que las apoyemos.

P13-89616

Anuncios