Etiquetas

,

De vez en cuando nos gusta romper con las creencias populares sobre nuestras queridas mascotas. Aquí va otra creencia popular que tirar por la borda: los gatos son seres solitarios e independientes.

A mí me gustan más los perros que los gatos, porque los gatos son seres independientes, interesados, solitarios y egoístas“. ¿Cuántas veces hemos oído este tipo de afirmaciones? Y es que, si bien llevamos una vida creyendo que los gatos son seres a los que no les importan quién les tenga en su casa mientras tengan una casa, no es así.

Lo que sí es cierto es que los gatos disfrutan como ningún otro animal de la compañía de otros animales y que nosotros, armados de paciencia, tenemos que llegar a conocerles bien para responder a sus necesidades.

Los gatos son muy afables para la convivencia entre ellos y para compartir espacios en la casa. Es posible que al principio reciban con recelo a un nuevo miembro de 4 patas en la unidad familiar, pero pronto se convertirán en cómplices y serán los mejores amigos.

Eso sí, tened en cuenta a la hora de añadir un amigo en casa para vuestro felino que no siempre es más recomendable hacerlo con un pequeño gatito lleno de energía cuyo único objetivo es jugar y que puede poner de los nervios al gato que lleva tiempo con vosotros (esto nos pasa incluso a los humanos). Decantaos, si tenéis la opción, por uno maduro que haya quemado todas sus ganas de revolotear y jugar, arañar, morder…

Y muy importante: al igual que con los niños, no dejemos de prestar atención al gato “antiguo” por el “nuevo”. Eso lo perciben y puede llevarle a odiar a aquel que está robándole todo el protagonismo.

fotos-de-gatos-tiernos-3