Etiquetas

,

Si nos dieran un euro por cada historia que leemos en la que un animal salva a un ser humano… Quizá empezaríamos a portarnos con ellos como ellos se portan con nosotros.

Ha vuelto a pasar: un perro salva a su amo.

Orlando, un perro guía labrador-retriever negro, se ha convertido en el nuevo héroe americano al saltar a las vías del metro de Manhattan cuando su amo invidente, Cecil Williams, cayó en ellas al no encontrarse en buen estado.

Cuando Cecil cayó a las vías del metro, el tren ya se estaba acercando. Según testigos, el perro inmediatamente intentó levantarle y “comenzó a besarle impaciente esperando a que Cecil se levantara“, relataba Matthew Martin, un testigo, al New York Post.

Ambos sobrevivieron porque se encontraban yaciendo entre las vías cuando el tren pasó sobre ellos.  “El perro salvó mi vida, básicamente lo hace cada día“, dijo Cecil a The Associated Press.

Cecil acaricia a Orlando en la cama del hospital en la que está ingresado

Cecil acaricia a Orlando en la cama del hospital en la que está ingresado

Cecil aún no sabe por qué perdió la consciencia, pero agradece que el perro estuviera con él. Williams perdió la visión en 1995 y éste es su segundo perro. Orlando tiene ya 11 años y está a punto de retirarse, desafortunadamente, el seguro de Cecil no cubre el quedarse con un perro que no esté trabajando para él, pero le haría muy feliz poder quedarse con él una vez que su “servicio” finalice.

 

 

Anuncios