Etiquetas

Dos burros exhaustos se desploman en la Plaza del Pilar en Zaragoza y son obligados a levantarse a empujones por sus dueños.

Dos de los varios burros que pertenecen a una atracción navideña han caído rendidos incapaces de continuar soportando el trato de hacinamiento, frío y trabajos forzados a los que les someten sus dueños cada día.

Las imágenes, que vemos más abajo, fueron grabadas por uno de los viandantes que pasaba por el lugar. En ellas, además de ver el sufrimiento de los animales, escuchamos voces discordantes entre los asistentes que asisten con dolor a este espectáculo poco digno de un ser humano.

El Partido Animalista PACMA ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Guardia pidiendo medidas cautelares y el cierre preventivo de la atracción.

Anuncios