Etiquetas

,

Los animalistas han trasladado al Ejecutivo autonómico el “malestar ciudadano existente” por la situación que está viviendo el lobo asturiano

Miembros del Observatorio Justicia y Defensa Animal han entregado al Gobierno del Principado de Asturias más de 100.000 firmas de apoyos en defensa del lobo que esta organización ha recogido en el último año.

Según informa esta asociación animalista, esta campaña de recogida de firmas se puso en marcha como reacción a las políticas de persecución al lobo en Asturias.

La responsable de esta asociación, Nuria Menéndez de Llano, ha entregado estas firmas a la directora General de Recursos Naturales del Principado de Asturias, Fina Álvarez Murias, en le transcurso de una reunión que han mantenido para hablar sobre la situación del lobo.

En el curso de la reunión, que los animalistas han calificado de “provechosa para ambas partes”, el Observatorio entregó también las alegaciones que su equipo jurídico realizó al texto del nuevo borrador del Plan de gestión del Lobo.

Estas alegaciones fueron acompañadas por diversos informes que se los animalistas esperas que sirvan para mejorar el texto del borrador, que en la actualidad se encuentra en periodo de audiencia.

Los animalistas han trasladado al Ejecutivo autonómico el “malestar ciudadano existente” por la situación que está viviendo el lobo asturiano y que, a su juicio, viene avalado por el “gran apoyo popular conseguido en defensa de estos animales”.

Para el Observatorio, las más de 100.000 firmas que se han reunido “ponen de manifiesto el amplio rechazo social que las batidas de lobos generan entre la ciudadanía, y corroboran la necesidad de encontrar alternativas más respetuosas con el rico ecosistema asturiano y, sobre todo, con una de sus especies más representativas e importantes, la del lobo ibérico, cuya presencia resulta vital para el mantenimiento del equilibrio medioambiental del Principado”.

Indica que el Gobierno asturiano autorizó en los últimos 16 meses la eliminación de cerca de cuarenta lobos, a los que hay añadir los 10 que de media se calcula que mueren anualmente y los ejemplares muertos por envenenamiento, caza furtiva, atropellos y otras causas.

Estos datos, en su opinión,”ponen la supervivencia de esta especie en Asturias en una situación que preocupa no sólo a los colectivos defensores de los animales sino también al resto de asturianos y de la opinión pública”.

Desde el Observatorio se hace un llamamiento a la conciliación de los intereses en conflicto y se aboga por un reforzamiento de la finalidad última del nuevo Plan de Gestión del Lobo que está tramitándose en estos momentos, que debe ser la conservación del lobo.

lobo-590px-dpFuente: La Nueva España

 

Anuncios