Etiquetas

,

Nuevo caso de un perro que salva la vida de una pequeña, esta vez, a temperaturas bajo 0.

Un niña polaca estuve a punto de morir de frío cuando se perdió en un descampado jugando con su perro, llegando a alcanzar esa noche los 5 grados bajo cero.

Todo sucedió en el pueblo polaco de Pierzwin, al oeste del país. La pequeña Julia, de 3 años de edad, se alejó del centro del pueblo y acabó desorientada, sin saber cómo volver a casa. Su perro, siempre inseparable y quien siempre la ha acompañado a todas partes.

La voz de alarma saltó la misma noche, pero no fue hasta el día siguiente cuando encontraron a la niña en un descampado totalmente abrazada al can, que la había protegido durante la gélida noche de los ataques del frío que congela Polonia cada invierno.

No es la primera ni la segunda vez que leemos noticias en las que se demuestra la absoluta fidelidad y lealtad de los animales hacia con nosotros, quienes no dudarían en dar su vida para salvar la nuestra.

Hace sólo unas semanas leíamos con lágrimas en los ojos la historia de Charlie, un perro que predice los ataques epilépticos de su pequeña dueña y hace lo que puede para evitarlos.