Nuevos estudios sobre el modo de comportamiento de los paquidermos revelan curiosos actos de sentimientos entre ellos.

Desde hace años se ha demostrado ya que los elefantes tienen una inteligencia muy desarrollada y que son, incluso, capaces de entender gestos humanos sin entrenamientos previos.

Estamos acostumbrados a ver en muchos documentales (y algunos afortunados en directo) cómo los elefantes tienen contacto físico muy a menudo y se frotan de diferentes maneras, lo que no se sabía hasta ahora es que estos gestos responden a una forma de consuelo de los proboscidios.

Elefantes dándose afecto

Elefantes dándose afecto

“Durante siglos, la gente ha observado que los elefantes parecen ser animales muy inteligentes y empáticos“, señaló el autor del estudio, Joshua Plotnik, “pero, como científicos, teníamos que probarlo”.

Cuando los elefantes se sienten angustiados, se consuelan con contacto físico y también con determinadas vocalizaciones. Estos grandes animales tienen fuertes características sociales, por lo que no les ha resultado extraño que este comportamiento entre ellos exista.

Cuando un elefante está estresado, lo demuestra extendiendo sus orejas y emitiendo un sonido similar al de una trompeta, momento en el que sus “camaradas” se acercan a él para consolarle de una manera muy parecida a la que un humano realiza cuando trata de consolar a otro.

Pero no son éstas las primeras muestras de inteligencia paquiderma que leemos, ya que hay otros muchos gestos que los asemejan a nosotros, como el reconocerse en el espejo, entender cuando señalamos, movimientos al ritmo de la música o imitación de la voz humana.

No te pierdas cómo los perros sienten el dolor de las personas y buscan aliviarlo.

Anuncios