Etiquetas

Duffy es un perro con diabetes que, a causa de esta enfermedad, quedó ciego a los ocho años de edad. Tras una exitosa operación se reencuentra con su familia.

Duffy, un perro feliz y divertido que no dejaba de corrotear, se quedó ciego a los ocho años de edad debido a la diabetes. Sus dueños sufrieron mucho al ver que su mascota había perdido su vitalidad y que se chocaba con todo lo que había por la casa y sus esquinas.

Dado que para ellos Duffy es un miembro más de la familia, no dudaron en aventurarse a una operación para que recuperara la vista y fuera el perro que siempre había sido y que tanta alegría y amor había llevado a ese hogar.

Tras despertarse, sus emocionados dueños grabaron la reacción del perro encontrándose con ellos por segunda “primera vez”, una emoción que estas imágenes nos transmiten y que es igual de emotivo para sus dueños y para los que lo hemos visto.

 

Anuncios