Una gata adoptada por una familia del Reino Unido es capaz de predecir las bajadas de azúcar de su joven dueña.

Mia es una niña de 8 años que padece diabetes de tipo 1 (incurable), lo que le hace experimentar peligrosos ataques de hipoglucemia que tienen muy preocupados a sus padres. No obstante, Mia se ha encontrado con un ángel guardián con 4 patas y bigotes.

Pippa es una gata que la familia de Mia encontró abandonada en una caja en la calle, decidiendo adoptarla para darle un hogar, sin saber que estaban trayendo uno de los mayores regalos que esa familia necesitaba. Pippa, de alguna manera, es capaz de sentir cuando la pequeña Mia tiene peligrosas bajadas de azúcar, alarmando y avisando a la familia en estos momentos.

Mia y Pippa

Mia y Pippa

Cuenta la familia que la primera vez sucedió una noche en la que los niveles de glucosa de Mia cayeron bruscamente. La gata acudió a la habitación de la niña e intentó despertarla insistentemente, peor al ver que no reaccionaba, se puso en la puerta de la habitación de los padres a maullar sin parar hasta que se despertaron y fueron a ver a la niña.

Desde entonces, cada vez que vuelve a pasarle algo a la niña por la noche (la hipoglucemia nocturna es muy grave), la gata acude rápidamente a despertar a los padres, caminando incluso alrededor de su almohada si no se despiertan rápidamente.

Hasta ahora se habían conocido muchos casos en los que perros podían predecir cáncer, bajada de tensión, ataques de epilepsia (como el caso de Charlie y su dueña de 3 años que dio la vuelta al mundo)… Pero no se habían dado casos en los felinos, una buena razón para comenzar con un estudio en este campo.

Muy emotivo fue también el caso de Charlie y Brianna. La niña, de 3 años, tiene peligrosos ataques epilépticos, ataques que su perro Charlie predice cuando están a punto de suceder y ayuda a la niña a estar a salvo cuando ocurren. Charlie sufre tanto como la niña cada vez que ella tiene que enfrentarse a un episodio así y logra protegerla con su cuerpo de diversas maneras.

No puedes dejar de leer su caso en el siguiente artículo: Charlie predice los ataques epilépticos de su pequeña dueña.

Anuncios