Todos hemos asistido en alguna ocasión a los gateos de un bebé cercano (incluso al nuestro, pero eso no lo recordaremos).

Si ya es tierna de por sí la imagen de un precioso bebé, ¿os podéis imaginar la escena de un perro intentando enseñar a su pequeñita dueña a gatear? Este vídeo ha dado la vuelta al mundo, y es que, el instinto canino es difícilmente discutible.

Es para derretirse ver cómo, cuando el bebé no consigue gatear, su perro Buddy insistentemente se pone a su lado mostrándole cómo hacerlo, llamando su atención con el hocico para que el bebé le mire y le imite.

 

Anuncios