Etiquetas

,

Otra preciosa historia de amor entre animales da la vuelta al mundo: en este caso, un perro cachorro y una cría de guepardo.

El zoo de San Diego ha dado a conocer la historia de Ruuxa, una cría de guepardo que fue rechazado por su madre al nacer. A los 6 meses del nacimiento, tras ser rechazado, le presentaron a su nuevo amigo, Raina, un cachorro que ayuda a que Ruuxa esté tranquilo.

Debido a su naturaleza y ante el rechazo de su madre, Ruuxa está siendo colmado de atenciones por Raina, de modo que esto ayuda al pequeño a estar en calma cuando la gente en el zoo le visita.

“Como Ruuxa estaba solo y no tenía hermanos, queríamos que tuviera un compañero inmediatamente”, decía Susie Ekard, una de las cuidadoras del zoo. “Les encanta jugar juntos y pelearse como hermano y, cuando duermen, se abrazan y se acurrucan el uno con el otro”.

Ahora los animales pasarán el resto de sus vidas juntos.

Aquí tenéis unas imágenes. Os aconsejamos que os acompañéis de unas toallas para cuando os derritáis: