Por esas imágenes que de vez en cuando nos permiten seguir confiando en los humanos y, pese a que cada día vivamos imágenes atroces, pequeños gestos como éste nos hacen seguir luchando por cambiar las cosas.