Por raro que nos parezca el titular, un caso muy extraño se está viviendo en la Antártida entre estos dos animales.

Los casos de acoso y violación por parte de los leones marinos a pingüinos están dejando atónitos a los científicos.

Todo se remonta al año 2006, cuando se produjo (o al menos se presenció) la primera “violación”. Creyeron que era un caso aislado y que se había equivocado de animal, pero cuando se repitieron los patrones, comenzaron a estudiarlo.

Hasta la fecha, ya se han visualizado varias de estas violaciones en las que el león marino acosa al pingüino durante minutos hasta que le viola. Hubo un caso aún más extremo en el que, después de realizar el acto sexual, mató al ave marina y se lo comió.

Las explicaciones ante tales actos son variadas, pero la que más fuerza cobra es que lo hacen para practicar, y es que siempre es protagonizado por leones marinos jóvenes en época de celo que aún no pueden copular con su misma especie.

En cualquier caso, aún es una hipótesis y habrá más ocasiones, se temen los científicos, de poder investigar qué puede estar pasando.

Anuncios